El informe que anualmente realiza la empresa Tom Tom –líder del mercado de aparatos de posicionamiento por satélite, GPS- (hasta ahora está disponible del de 2016, que recoge datos de 2015) señala que los atascos de tráfico son una clave negativa en la recuperación económica puesto que se pierde una gran eficiencia y la situación deriva en mayor estrés y menor productividad. El estudio señala que una economía realmente eficiente es aquella que consigue que el 80% de su población activa esté en el puesto de trabajo en un máximo de 30 minutos desde que sale de casa, un objetivo que en muchos casos parece del todo impensable viendo los atascos y aglomeraciones de las grandes ciudades mundiales y las de nuestro entorno más inmediato.

El estudio señala a Ciudad de México como la urbe más congestionada del mundo. Se calcula que los conductores pasan más del 59% de tiempo adicional respecto a la duración real de su viaje en un atasco. En tiempo, el estudio señala que la pérdida de tiempo es superior a 200 horas anuales. Bangkok, Estambul, Río de Janeiro y Moscú encabezan la lista mundial de ciudades congestionadas.

Barcelona es la ciudad que encabeza la lista de ciudades más congestionadas de España con una inversión del  28% de tiempo extra para cada trayecto, lo que supone que al cabo del año el conductor barcelonés –o el que realiza su actividad en la ciudad condal- pierde más de 100 horas en atascos, el equivalente a 12 días y medio laborables. Por su parte Madrid, es la segunda ciudad más congestionada del estado, con un 23%, lo que supone 96 horas perdidas anuales en atascos. Lo preocupante de la capital española es que su porcentaje ha aumentado un 2% en solo un año.

La llegada de nuevos gobiernos municipales con presencia de partidos de izquierda alternativa y ecologista puede hacer cambiar algunos aspectos de ambas ciudades, aunque el informe del próximo año –con datos referidos al 2016- tal vez todavía no podrá mostrar los efectos de las medidas tomadas puesto que su aplicación real no será en muchos casos hasta 2017.

 

Redacción